El Consello Regulador do Mexillón de Galicia se somete a la evaluación de Bureau Veritas bajo el Estándar de Pesquerías de MSC

El Consello Regulador do Mexillón de Galicia se somete a la evaluación de Bureau Veritas bajo el Estándar de Pesquerías de MSC

Por |2019-11-28T13:03:52+00:00noviembre 28, 2019|Galicia, Noticias, Socio institucional|Sin comentarios

Bureau Veritas, socio institucional de la RLNE, nos envía una nueva nota de prensa: El Consello Regulador do Mexillón de Galicia se somete a la evaluación de Bureau Veritas bajo el Estándar de Pesquerías de MSC.

El Consello Regulador do Mexillón de Galicia y Marine Stewardship Council (MSC) anunciaron el 18 de noviembre que la denominación de origen protegida (DOP) entra en proceso de evaluación completa por Bureau Veritas del programa MSC para certificar la sostenibilidad de la pesquería de mejillón de Galicia.

En caso de que la evaluación finalice con éxito, el mejillón capturado cultivado bajo esta denominación de origen podrá ser comercializado con el sello azul MSC, que ofrece a los consumidores una forma fácil de elegir productos del mar sostenibles, contribuyendo a un futuro lleno de peces. La evaluación será realizada de forma independiente, mediante un proceso participativo bajo los rigurosos principios del estándar ambiental de MSC para la pesca sostenible.

El estándar MSC tiene un anexo específico en el que además de los indicadores habituales que analizan el estado del stock, los impactos ambientales y las medidas de gestión, se incluyen indicadores específicos para el cultivo de bivalvos.

Entre estos indicadores destacan el análisis de la traslocación de semilla de zonas de cría a cuerdas y los efectos que estos movimientos puedan tener en la genética de las poblaciones; el potencial enriquecimiento con nutrientes que se produzca en los fondos marinos y el análisis de la capacidad de carga que el ecosistema donde se encuentran las bateas puede soportar.

El cliente de la certificación está compuesto por un total de 55 empresas: 20 correspondientes al registro de centros de depuración y expedición y 35 correspondientes al registro de centros de transformación, con un total de bateas adscritas a la DOP que asciende a 2.090, y cuyo volumen de producto con denominación de origen en 2018 fue de 54 millones de kilos.

160.000 toneladas

La capacidad productiva de mejillón amparado por la DOP, cuya tendencia al alza en los últimos años, hace esperar que este volumen siga creciendo de forma significativa en años próximos. Aproximadamente y en base al número de bateas que forman parte de la DOP, se espera alcanzar las 160.000 toneladas de mejillón. A este hecho, hay que sumar también una tendencia al alza en el número de empresas inscritas en los registros de la DOP Mexillón de Galicia.

En cuanto a la importancia de la mitilicultura en bateas en las rías gallegas es con diferencia la actividad más importante de acuicultura en Galicia y en España. Gracias a los volúmenes producidos anualmente, en torno a los 250 millones de kilos, España es el principal estado de la Unión Europea (UE) en cuanto a producción acuícola.

Efecto económico positivo

En el contexto socioeconómico, la actividad de cultivo de mejillón supone una importante fuente de riqueza y bienestar social, debido a que los resultados de esta actividad económica benefician a diversos sectores sociales. La mitilicultura gallega genera en las comarcas productivas un efecto económico positivo que no se limita únicamente al sector productor, pues, junto a los productores y sus asociaciones, las empresas comercializadoras (centros de depuración, industrias de procesado y conserveras) y los suministradores de insumos se constituyen como un conjunto de sectores que integran el clúster del Mexillón, beneficiándose de la existencia de este cultivo.

Por otro lado, la actividad de cultivo de mejillón en bateas es desarrollada por más de 1.900 pequeñas y medianas empresas familiares que dan trabajo directo a casi 4.000 personas, en su mayoría ocupadas por cuenta propia. Lo que supone una fórmula de economía social fuertemente vinculada al territorio y que redistribuye las rentas que genera entre una amplia base social. Así, en las comarcas costeras donde se realiza el cultivo del mejillón supone un impulso de dinamismo económico en otras muchas actividades y pequeños negocios que se benefician de su presencia.

 

Sobre el autor: