2ª Conferencia del Ciclo sobre La Mujer y el Mar en la Sede de la RLNE: “De inspectora de policía a voluntaria cultural del Museo Naval”. Ponente: Asunción Sordo Sánchez

2ª Conferencia del Ciclo sobre La Mujer y el Mar en la Sede de la RLNE: “De inspectora de policía a voluntaria cultural del Museo Naval”. Ponente: Asunción Sordo Sánchez

Por |2019-11-28T12:51:02+00:00noviembre 28, 2019|Madrid, Noticias|Sin comentarios

El día 25 de noviembre de 2019, a las siete de la tarde, organizada por la Real Liga Naval Española en su sede de Madrid, con la colaboración de la RAECY, dio comienzo la segunda conferencia del ciclo La Mujer y el Mar: “De Inspectora de Policía a voluntaria cultural del Museo Naval” impartida por Asunción Sordo Sánchez. Fue presentada por el director del Área de Cultura de la RLNE.

La ponente comenzó explicando las dificultades a las que tuvo que enfrentarse para ingresar en el Cuerpo Superior de Policía en 1979. Integrante del grupo de 42 mujeres de su promoción, fue una de las pioneras en el desempeño de su función policial en un mundo que hasta entonces exclusivo de hombres. Fue relatando las diversas vicisitudes por las que tuvo que pasar en los diversos destinos de su vida profesional. Comenzó como escolta personal de la Infanta Elena para posteriormente pedir destino en la Comisaría de Policía de Santurce. Era la única mujer en la Comisaría, circunstancia muy delicada en aquellos años 80 en pleno auge del terrorismo etarra. Más tarde fue pasando por diversos servicios especializándose en la protección a la mujer, en una época en que esa especialidad comenzaba a desarrollarse con grandes dificultades.

Al llegar a la edad del retiro quiso enfocar su vida como había hecho hasta entonces, dedicándose al servicio a los demás. Encontró en el Museo Naval la oportunidad de hacerlo y además la ocasión de satisfacer su afición por la historia de la Armada. Explicó que los años que lleva haciendo la labor de guía a grupos de todas las edades y condiciones sociales, le han procurado una gran motivación personal y el orgullo de contribuir a exaltar la historia de España y la Armada. Ha observado como la divulgación oral de nuestro pasado como nación emociona, sobre todo a los jóvenes, tan necesitados de que alguien les cuente, sin patrioterismos, lo que hemos sido en el mar.

Su conferencia estuvo salpicada de anécdotas la que la hizo muy amena. Al final los asistentes le hicieron preguntas sobre el voluntariado y la actividad policial de los grupos dedicados a la protección de la mujer.

Sobre el autor: