«Cisnes negros». La revista Rotación publica un artículo de opinión de nuestro Presidente

«Cisnes negros». La revista Rotación publica un artículo de opinión de nuestro Presidente

Por |2020-04-21T13:16:45+00:00abril 21, 2020|Madrid, Noticias|Sin comentarios

CISNES NEGROS

Predecir cómo se desarrollarán los hechos futuros ha sido de siempre una obsesión humana. Desde hace siglos el hombre ha elaborado multitud de instrumen­tos y modelos teóricos encaminados a ello. Desde los más variados cam­pos del saber surgieron paradigmas que intentaban explicar resultados venideros basados en constatados hechos del pasado, estableciendo los patrones que explicaban dichos resultados. La verdad es que la compleja interacción humana, hoy globalizada, ha dado al traste con cualquier intento serio de estableci­miento de cualquier modelo o ins­trumento predictivo medianamente fiable (planificación económica, Teo­ría de los ciclos, rectas de regresión, Teoría del caos, algoritmos, etc).

En base a esta interacción humana, Taleb (2007) estableció la afortunada formulación de “cisnes negros” ha­ciendo referencia a aquellos proce­sos sorprendentes y de gran impac­to que, incidiendo sobre un modelo, acababan alterando el resultado final previsto por éste. El reciente brote del coronavirus es un claro ejemplo de cisne negro. Una fatal interacción humana iniciada en China ha devenido en un tsunami económico que ha sembrado la in­certidumbre a lo largo y ancho del planeta. En realidad, no ha sido la enfermedad, sino el miedo, el motor de esta convulsión financiera.

Con el pánico instalado en las bolsas, las caídas bursátiles han alcanzado niveles no justificados que nos retrotraen al año 2008. No justificados por cuanto la incidencia real del coronavirus sobre la economía mundial no puede ser comparable con el inicio de una recesión global, tal y como ocurrió hace poco más de una década. Sea como fuere, es evidente que se volverá a repetir el esquema de caídas bursátiles anteriores y que el dinero acabará regresando a las bolsas haciendo que muchos agentes se enriquezcan a costa de los agentes más pusilánimes y nerviosos.

 

“El cisne negro se comporta como una punta de lanza que anuncia la llegada de una crisis generalizada”

 

Poniendo el foco en la economía real, parece claro que este frenazo momentáneo de la economía china se traducirá en desajustes productivos que modificarán patrones comerciales habituales. Fruto de ello, el precio del crudo se verá afectado a la espera de intervenciones de los países productores en su intento por mantener los niveles previos. El transporte de mercancías y el comercio en general se verán temporalmente afectados por excesos de oferta a la espera de la recupera­ción de la demanda. Consecuencia de ello, los navieros verán cómo los fletes sufrirán su correspondiente caída que afectará básicamente a los tráficos tramp. Nada de ello sería significa­tivamente importante si no fuese porque nos encaminamos hacia un nuevo ciclo económico depresivo.

En estas circunstancias, el cisne negro (el coronavirus) se comporta como una punta de lanza que anuncia la llegada de una crisis generalizada en el seno del sistema económico internacional. Tal vez la llegada precise de algún tiempo extra pues no conviene olvidar que el año electoral nor­teamericano augura un alza momentánea de la economía estadounidense que seguramente actuará como amortigua­dor momentáneo del inicio del nuevo ciclo bajista de la economía mundial.

 

Descarga en pdf el artículo completo en Rotación

 

Sobre el autor: