Ciclo “Fin de la 1ª Guerra Mundial y Tratado de Paz”. Primera conferencia “La Marina Mercante en la 1ª GM”. Ponente: D. Carlos Peña Alvear

Ciclo “Fin de la 1ª Guerra Mundial y Tratado de Paz”. Primera conferencia “La Marina Mercante en la 1ª GM”. Ponente: D. Carlos Peña Alvear

Por |2019-01-31T20:34:05+00:00enero 31, 2019|Madrid, Noticias|Sin comentarios

El día 28 de enero de 2019, a las siete de la tarde, en la sede de la Real Liga Naval Española y en colaboración con la Real Asamblea de Capitanes de Yate, dio comienzo el ciclo de cuatro conferencias: “Fin de la 1ª Guerra Mundial y Tratado de Paz de Versalles”. El ponente, D. Carlos Peña Alvear, presentado por el director del Área de Cultura de la RLNE, impartió la primera conferencia del ciclo: “La Marina Mercante en la 1ª Guerra Mundial”.

Comenzó la conferencia describiendo de forma general las circunstancias que dieron lugar a “La Gran Guerra” y la posición que en ella ocuparon de las potencias beligerantes. Se refirió especialmente a la decisión del Presidente del Consejo D. Eduardo Dato, de mantener a toda costa la neutralidad de España en el conflicto. Explicó que, a pesar de su papel neutral en la guerra, de un tonelaje de más de quinientas mil toneladas de R.B. con que contaba la marina mercante española, más de 150 mil fueron hundidas, en su mayor parte por los sumergibles alemanes. Hizo referencia al primer barco hundido, el “Isodoro”, que se fue a pique por cañonazos por un buque de este tipo. Comentó al gran negocio que, para las navieras del norte de España, especialmente las bilbaínas, significó el transporte del carbón y mineral de hierro a Gran Bretaña.

Entre los navieros el que hizo una gran fortuna fue el nacionalista y amigo de Sabino Arana, Ramón Sota; añadió que la ganancia de estos de fletes era tan alta, que solo en la ría de Bilbao se constituyeron 38 navieras la, mayoría de un solo barco.

Seguidamente el ponente enumeró los hundimientos más significativos entre los buques mercantes españoles, entre ellos el del “Carlos Eizaguirre” de la C. Trasatlántica que naufragó en aguas de El Cabo por una explosión cuyo origen no se pudo determinar y que ocasionó un litigio con la G.B.

Se refirió también a la odisea del “Igotz Mendi” apresado por el corsario alemán “Wolff” al que obligó a seguirle como buque de apoyo.

Al terminar la guerra España tuvo dificultades para que los aliados asignaran una indemnización por los daños sufridos. Finalmente se consiguió que seis barcos mercantes alemanes fueran entregados a España, entre ellos el “España nº 6”, que nuestra Armada transformó más tarde en el portaaeronaves “Dédalo”, primer buque de este tipo que navegó con bandera española.

Al terminar, algunos asistentes hicieron preguntas al ponente sobre la materia expuesta. Este respondió con la precisión y conocimiento de quien conoce a fondo la materia y, que, además, había pasado su vida en el mar como capitán de la marina mercante.

Sobre el autor: