Bureau Veritas VeriFuel, un socio de garantía para cumplir con la normativa OMI 2020

Bureau Veritas VeriFuel, un socio de garantía para cumplir con la normativa OMI 2020

Por |2020-05-06T15:36:54+00:00mayo 6, 2020|Madrid, Noticias, Socio institucional|Sin comentarios

Bureau Veritas socio Institucional de la Real Liga Naval Española nos envía una nota de prensa:

 

En la reciente Convención de Bunkering del Medio Oriente 2020, celebrada en Dubai (Emiratos Árabes), Gunnar Kjeldsen, Gerente de Desarrollo de Negocios Globales en Bureau Veritas VeriFuel, brindó una visión general sobre las características y la formulación del fueloil con muy bajo contenido de azufre (VLSFO, por sus siglas en inglés). Todo ello, a partir de los datos de las muestras tomadas a finales de enero para adaptarse a la normativa 2020 de la Organización Marítima Internacional (OMI).

Si bien, la mayoría de los VLSFO probados en enero tenían un contenido de azufre del 0,47%, un número muy significativo se había mezclado hasta el límite del 0,50%. «Si combinas al 0,47%, entonces estás gastando en torno a 4 euros adicionales por tonelada. Pero si se está mezclando hasta el límite, algunas muestras estarán por encima de lo permitido”, señaló Kjeldsen.

Alrededor del 4% de los VLSFO probados por VeriFuel en enero se encontraron por encima de lo estipulado por al OMI y, por otro lado, cuatro de cada cien muestras tenían un contenido de azufre de entre el 0,51 y 0,53%. Además de este componente, el potencial de sedimento totales (TSP, por sus siglas en inglés) y la presencia de agua, fueron las principales razones por las cuales los combustibles no cumplían con la normativa internacional.

Muestra MARPOL

«Inicialmente, esto nos sorprendió un poco, porque pensamos que básicamente todo se debía al azufre y los sedimentos. Estos elementos son la clave. Si son realmente malos, es necesario eliminarlos», comentó Kjeldsen durante su intervención. El Gerente de Desarrollo de Negocios Globales en Bureau Veritas VeriFuel, también indicó que la mayoría de los VLSFO probados hasta finales de enero tenían un punto de fluidez menor a los 21ºC. En cambio, el 30% tenía un punto de fluidez de 21ºC o más y, por último, un porcentaje muy pequeño presentaba 33ºC.

Kjeldsen hizo referencia a la distinción entre la muestra comercial, con un límite de prueba de confianza del 95% según lo dispuesto por la norma ISO 4259 de petróleo y productos relacionados, y la muestra MARPOL que requiere un límite absoluto de azufre del 0,50%.

El Gerente de Desarrollo de Negocios Globales en Bureau Veritas relató el caso especial en una entrega de un buque de bunkering en Róterdam, que incumplía con el informe que se había enviado al sistema mundial integrado de información marítima (conocido como GISIS, por sus siglas en inglés) de la OMI.

«Algo que fue visto como una avería por parte del proveedor, que preguntó si era correcto. Por tanto, ante este caso tan especial extremamos las precauciones, porque el combustible no se consideraría antirreglamentario hasta que no se analizara la muestra MARPOL. Así, lo más importante era disponer de una muestra representativa”, relató Kjeldsen.

Compradores de combustible

Al observar las muestras de combustible probadas en enero, el Gerente de Desarrollo de Negocios Globales en Bureau Veritas VeriFuel resaltó el amplio rango de viscosidad, desde 2 mm2/s a 50ºC hasta llegar a los 400. El promedio en enero suele ser de 118, pero puede ser aún más bajo en los meses siguientes. Algunos expertos sugieren que puede haber un aumento de catfines con los nuevos VLSFO, pero es una conclusión que no ha sido detectada por VeriFuel.

 

«En realidad percibimos lo contrario. El promedio ha sido de 19 mg/kg en comparación con el combustible con alto contenido de azufre, que es de 22. El VLSFO tiene una densidad y viscosidad más bajas, lo que significa que es más fácil separar estas catfines en la planta de tratamiento de combustible, que con alto contenido de azufre. Por lo que no son el problema», esgrimió Kjeldsen.

Sobre la compatibilidad de combustible, manifestó que VeriFuel ha mezclado 23 VLSFO diferentes entre sí. Todos ellos procedentes de distintos puertos y proveedores. De los que en total se crearon catorce mezclas, utilizando proporciones de 10:90. 50:50 y 90:10. Kjeldsen detalló que cuatro de las catorce muestras habían sido incompatibles, pero sólo una de ellas contaba con una relación de mezcla del 50:50.

Asimismo,  recordó a los compradores de combustible que se concentren en la energía específica neta de los bunkers que compran. Cuando los precios están muy próximos, si el dilema está en optar por combustibles con bajos niveles de azufre, ¿por qué no elegir gasoil? Esta cuestión tiene que ver con la energía, incluso si el gasóleo es un poco más caro, podría ser que valga la pena comprarlo debido a su mayor poder energético», concluyó.

 

Sobre el autor: