5ª Conferencia del Ciclo V Centenario «Filipinas. La huella de España en Asia. Los Primeros de Filipinas». Ponente: José Luis Asúnsolo García

5ª Conferencia del Ciclo V Centenario «Filipinas. La huella de España en Asia. Los Primeros de Filipinas». Ponente: José Luis Asúnsolo García

Por |2020-03-12T12:17:07+00:00marzo 12, 2020|Área de Cultura, Madrid, Noticias|Sin comentarios

El día 9 de marzo de 2020, a las siete de la tarde, organizada por la Real Liga Naval Española en su sede de Madrid, con la colaboración de la RAECY, dio comienzo la conferencia del Ciclo V Centenario: “Filipinas. La huella de España en Asia”, impartida por José Luis Asúnsolo García, director del área de cultura de la RLNE. Fue presentado por el presidente de la Liga, Juan Díaz Cano.

El ponente comenzó la conferencia explicando, que su objetivo era rendir un homenaje a los que hicieron posible nuestra soberanía durante más de trescientos años en el archipiélago filipino. Después describió las características geográficas, etnográficas y climáticas de las islas. Estas serían el escenario de una gesta que desgraciadamente ha sido olvidada.

Hizo mención a Magallanes, Loaisa, Saavedra Cerón y Villalobos como los primeros navegantes que pusieron pie en el archipiélago. Fue Legazpi quién a partir de 1565 comenzó a vertebrar políticamente las islas; Manila fundada, en 1571, fue la capital desde entonces. Explicó el importantísimo papel de las órdenes religiosas, no solo desde el punto de vista evangélico, sino también en el político. Los tres siglos de presencia española no fue sin embargo un camino de rosas. Los problemas de la piratería china, holandesa e inglesa hicieron que muchas veces hubiese que recurrir a las armas para defender el archipiélago. Habló del aspecto económico y de los monopolios del comercio a cargo del cordón umbilical del “galeón de Manila” con Nueva España. Explicó también los conflictos internos que fueron surgiendo con la población nativa, algunos de ellos muy graves, sobre todo el de Lisang, que coincidió con la invasión inglesa de 1.762. También hizo mención a los problemas que dentro del ámbito religioso fueron surgiendo con los clérigos nativos y el papel que jugó la masonería en la independencia de Filipinas.

Acabó su exposición afirmando que la huella que España había dejado en las islas, fue la implantación el cristianismo y su unidad política.

Sin la presencia de España seguramente el archipiélago hubiera sido repartido entre China o Japón u otras potencias.

Acabada la conferencia hubo un debate en el que los asistentes hicieron algunas preguntas y uno de ellos, de origen filipino, formuló observaciones muy acertadas que coincidieron con la tesis del ponente.

 

Sobre el autor: