Ciclo “La dinastía de los Romanov y la Revolución Rusa de 1917”. 2ª Conferencia “La Guerra de Crimea (1853 – 1856)”. Ponente: José María Treviño Ruiz. En la sede de la RLNE

El día 20 de febrero, a las siete de la tarde y en la sede de la RLNE y con la colaboración de la Real Academia de la Mar, dio comienzo la segunda conferencia del ciclo “La Dinastía de los Romanov y la Revolución Rusa de 1917”, con el título “La Guerra de Crimea. 1853-1856”.

El ponente, Almirante de La Armada D. José María Treviño Ruiz, presentado por el director del Área de Cultura, comenzó explicando los antecedentes del conflicto que duró tres años y a la que muchos historiadores han calificado como la primera guerra moderna. Apoyado por la presentación de diapositivas, algunas de ellas espectaculares, fue narrando los aspectos más importantes de esa guerra librada principalmente en torno de la fortaleza rusa de Sebastopol en la península de Crimea.

El conferenciante comentó los motivos de la alianza entre británicos y franceses, insólita entre quienes había sido rivales hacía pocos años, pero que compartían el temor de que el zar Nicolás I se apoderase del decadente imperio turco y con ello tener una salida libre al Mediterráneo. Explicó la batalla naval de Sinope en la que los rusos destrozaron a la escuadra turca y que fue el detonante que movilizó a las fuerzas aliadas;  las primeras acciones en tierra firme en el rio Almá, en una topografía desfavorable ya que los zuavos franceses tuvieron que salvar unos riscos muy abruptos para enfrentarse al general Mesinkof ; el sitio de Sebastopol fuertemente defendido por los fuertes Pequeño Redán, el Gran Redan, Malajof y de la Cuarentena; los problemas logísticos, sobre todo de los británicos, para trasladar desde su enclave de Balaclava el aprovisionamiento de víveres y municiones hasta sus posiciones en el asedio de Sebastopol.

Hizo especial referencia a la famosa “carga de la Brigada Ligera” y a la confusión de las ordenes de Lord Raglan que fueron transmitidas sin documento escrito por el capitán Nolan a lord Cardigan que mandaba la brigada y que acabaron en desastre. Sobre esta acción, ejemplo de la incompetencia militar de los responsables, hizo el conferenciante una comparación con el comportamiento del coronel Primo de Rivera, jefe del regimiento de caballería Alcántara, que con sus soldados defendió la retirada de Anual en la guerra del Rif con repetidas cargas hasta que finalmente falleció de gangrena en el asedio de Monte Arruit en 1921.

Analizó también las causas de la derrota rusa atribuyéndola a su armamento anticuado y la falta de preparación militar en comparación con franceses e ingleses, aunque los defensores de Sebastopol defendieron la plaza con tenacidad y valor, haciendo una especial mención al almirante ruso Najimov, el vencedor de Sinope y que murió valientemente en el asedio.

En la conferencia el ponente explicó con detalle y amenidad los hechos más significativos de esta contienda, como las batallas de Inkerman o de Eupatoria acompañando la explicación con mapas para que los asistentes pudieran seguir con facilidad los comentarios.

Finalmente concluyó explicando las consecuencias de la victoria aliada contra la Rusia zarista en la que no consiguieron anexionarse ningún territorio, aunque si frenar las pretensiones del zar Nicolás I que falleció un año antes de firmarse la paz en París en 1856.

En el tiempo del coloquio varios de los asistentes que llenaron la sala, hicieron preguntas sobre detalles de la conferencia a las que el ponente contestó con la misma claridad, conocimiento y brillantez que demostró a lo largo de su exposición.