0

Es posible que empresas españolas puedan guiar la implementación del uso del gas como combustible de propulsión de los buques

Don Rafael Rodríguez Valero, como Director General de la Marina Mercante participará en la Mesa Redonda del día 10 de mayo denominada “La Marina Mercante y la Marina Deportiva” a través de la ponencia “Ley de navegación, conclusiones tras un año de vigencia”

 

Entrevista DGMM canva

La importancia de la Dirección General de la Marina Mercante para el sector marítimo

La Dirección General de la Marina Mercante está adscrita al Ministerio de Fomento y constituye, lo que se llama tradicionalmente la“Autoridad Marítima española”.

Ejerce las funciones que le han sido otorgadas por el ordenamiento jurídico, fundamentalmente:

  1. Las relativas a la seguridad de la vida humana en la mar y de la navegación en relación con todas las plataformas fijas o los buques civiles españoles, así como con los extranjeros cuando se encuentren en aguas situadas en zonas en las que España ejerza soberanía, derechos soberanos o jurisdicción y de acuerdo con el Derecho Internacional.
  2. Las relativas al salvamento de la vida humana en la mar, así como la limpieza de las aguas marítimas y la lucha contra la contaminación del medio marino, sin perjuicio de las competencias atribuidas a las Comunidades Autónomas en los casos de vertidos procedentes de tierra.
  3. Las referentes al control de la situación, del registro y del abanderamiento de todos los buques civiles españoles, así como la regulación del despacho.
  4. El otorgamiento de concesiones o autorizaciones de servicios de navegación marítima, salvo en el supuesto en que una Comunidad Autónoma tenga competencias en materia de transporte marítimo y éste transcurra entre puertos o puntos de la misma, sin conexión con puertos o puntos de otros ámbitos territoriales.
  5. La ordenación y ejecución de las inspecciones y los controles técnicos, radioeléctricos, de seguridad y de prevención de la contaminación de todos los buques civiles españoles, de los que se hallen en construcción en España, y de los extranjeros en los casos autorizados por los acuerdos internacionales. En este ámbito se incluyen las aprobaciones y homologaciones de los aparatos y elementos del buque o de los materiales o equipos del mismo, por razones de tutela de la seguridad marítima, de la vida humana en la mar y de la navegación.
  6. La ordenación y el control del tráfico marítimo en las aguas situadas en zonas en las que España ejerce soberanía, derechos soberanos o jurisdicción.
  7. El régimen tarifario y de prestación de toda clase de servicios marítimos, incluso el establecimiento de obligaciones de servicio público cuando no esté atribuido a otras Administraciones.
  8. El registro y control del personal marítimo civil, la composición mínima de las dotaciones de los buques civiles a efectos de seguridad, la determinación de las condiciones generales de idoneidad, profesionalidad, y titulación para formar parte de las dotaciones de todos los buques civiles españoles, sin perjuicio de las competencias del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino en materia de capacitación y de enseñanzas de formación profesional náutico-pesquera y subacuático-pesquera respecto de las dotaciones de los buques pesqueros y, por último, la participación en la Comisión de Faros.

 

Influencia de la DGMM en el desarrollo del sector marítimo español

El Director de la Marina Mercante ha señalado su implicación en una cuestión que puede ser de gran importancia en el futuro: el uso del gas como combustible de propulsión de los buques.

Se ha impulsado la presencia de la DGMM en diferentes foros y grupos de trabajo constituidos para estudiar e implementar este tipo de propulsión. Si España lidera este sector, es posible que empresas españolas puedan guiar su implementación en muchos otros países, con las ventajas que ello conlleva.

 

Situación actual del sector marítimo español

La situación es esperanzadora. El sector marítimo español está inmerso en la economía española, cuyas últimas cifras reflejan que está en una coyuntura favorable. Por tanto, espero que en un futuro próximo el alza generalizada de la economía sea un factor de impulso del sector marítimo.

No obstante, he de señalar que para que este deseo sea una realidad debe haber una implicación directa de todos los interesados en el sector para conseguir que la excelencia constituya el marchamo de calidad que nos haga competitivos frente a otros países.

 

Aportación en la Mesa Redonda del III Congreso Marítimo Nacional

En mi intervención hablo de las principales conclusiones tras un año de vigencia de la Ley de Navegación Marítima, que junto con el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante constituye el marco normativo sectorial.

Congreso Nacional Marítimo

Para más información ponerse en contacto con albacaviedes@reinventur.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *